viernes, 23 de diciembre de 2011

Cuento de Navidad (proyectos del pasado, presente y futuro)

Pensando en mis planes para el 2012, se me ocurrió que lo mejor era revisar el 2011... de repente me dí cuenta que uno de esos propósitos que cada año se repetía ya no estaba allí... quería instruirme sobre:

Gestión de Proyectos


LascauxSiempre intento tener presente que me dedico a los servicios, mi trabajo no es un fin en si mismo sino una ayuda para conseguir el verdadero objetivo. Esto me ha llevado a hacer cosas como formarme en diseño CAD o a informarme sobre la vida de las urgencias hospitalarias...

En los últimos años la mayor parte de mi trabajo ha estado relacionado con proyectos, como parte, como el todo, dando soporte, reaccionando a... por lo que se me pasó por la cabeza que formarme en algo como PMBOK sería interesante. A principios de año lo logré.

PMBOK es algo así como la biblia del Project Management Institute y que luego a derivado en alguna ISO (10006 o 21500) o ITIL de forma específica para servicios TIC.

Creo que al principio pensaba mejorar mi día a día intentando gestionar como un proyecto ciertos encargos que me caían, pero...


Cuanto más conocía sobre PMBOK más me hacía a la idea de que no podría aplicar sus técnicas. Y es que tengo algunos indicios de que no estoy en el entorno más propicio para este tipo de cosas. Por ejemplo: observar de como un proyecto acumula 3 años de retraso... cuando solo duraba 2!!

Si mi objetivo era adaptarme mejor mi entorno, había fracasado estrepitosamente... #fail

Pero no podía quedarme así... ¿y si en lugar de un metodología para que todo sea perfecto, aplico una para cuando todo es "imperfecto"?


Artesanía de Sistemas

Supongo que cuando te mueves en profesiones con más historia, definir un proyecto, aunque no sea la panacea, será mucho más ágil. En informática los límites son difusos, las herramientas no suelen estar maduras, etc, etc... En definitiva, poner orden se me intuye complicado.

Slightly altered home working environment - P1050526

ITIL lo pretende, sobretodo agilizando la resolución de incidencias y creando la figura de los "problemas", a los que dedicaremos más tiempo. Pero, sinceramente, no he visto a ningún sysadmin tan "ilusionado" con ITIL como veo a algunos desarrolladores con SCRUM.

Quizás por eso pueda llegar a tener sentido trabajar con otra mentalidad, no una que logre que todo sea perfecto, sino la que nos prepare para cuando las cosas sean "imperfectas".

Últimamente podemos leer artículos sobre el trabajador del mañana, uno que ya no trabajará toda su vida en la misma empresa, se especializará, algo parecido a autónomos pero generalizado. Se acabó lo de tener un tiempo de aclimatación, conocer a los compañeros, aprender las formas, y todo a velocidad de vértigo...

Ahí entiendes que los proyectos, cada vez tendrán más papeletas para ser "imperfectos".

No pretendo reinventar la rueda, estoy seguro que si consigues llegar al nirvana del ITIL el mundo puede ser un lugar mejor. Puede que parezca algo pesimista o conformista (cuando dices que las cosas no serán perfectas, la gente se asusta), pero creo que intentar que algo mejore, no puede ser ni uno ni lo otro.

Lo dejaremos en que necesitaba una excusa para volver a escribir en el blog =)

Tengo escritos tres puntos, para empezar el 2012, por lo que solo falta desear Buenas Fiestas, y animaros a reflexionar sobre vuestros propósitos... para el que los tenga...


Imagen: Lascaux
Imagen: Slightly altered home working environment


No hay comentarios: